viernes, 17 de septiembre de 2010

MI PENSAMIENTO, UN GRITO QUE SUBLEVA

Necesito alzar mi voz al infinito,
que mi pensamiento vuele por los aires,
que la conciencia cósmica lo abrigue,
que cause desazón y que subleve,
que interrumpa el letargo de los hombres,
que aceptan las verdades sin juzgarlas,
que derribe los bastiones de la infamia,
que derrumbe a los déspotas,
que ensalce a los humildes,
que inflame el corazón de los cobardes,
que aliente el corazón de los valientes,
que redima al hombre resignado
arrasando con toda servidumbre.
Que exalte la libertad y la razón,
rebajadas por los amos
del poder y la fortuna.


LUIS MARÍA MURILLO SARMIENTO ("Intermezzo poético")

VOLVER AL ÍNDICE
VER SIGUIENTE POEMA

1 comentario:

carmensabes dijo...

Un grito atronador que impacta por justo y valiente.

Besos