viernes, 4 de abril de 2008

¡ ATRÁS LA COBARDIA ! *

Sólo cuando la Colombia que se dice buena decida despojarse de su cómplice y reprochable cobardía, podrá la patria reencontrase con la senda perdida de la paz y la grandeza. Cuando el pueblo entero sea ante el criminal acusador y altivo, mas no implorante, y la autoridad se ejerza con valor para someter al delincuente sin vacilación ni concesiones, los violentos de todas las pelambres estarán perdiendo su mísera batalla.

Ante el delito común, o la barbarie narcoterrorista y subversiva, de nada valen desgarradoras demostraciones de dolor y tímidas censuras. Ante la flaqueza colectiva, las pocas voces valerosas seguirán condenadas a la muerte.

De El Espectador, centenario defensor de pulcros ideales, de nuestros mártires recientes, cuya sangre brutalmente vertieron los mismos criminales que hoy seguimos enfrentando, recibamos el ejemplo de su inmaculado y valerosos proceder, y a su huella unamos nuestra huella para rescatar a Colombia de su sórdido presente.

Quiera el cielo transmutar la cobardía de tanta gente “buena”, con el delito permisiva, e incapaz de anteponer a su vida dignidad, principios e ideales.


* No ha sido el coraje un rasgo que copiosamente brote entre los colombianos. El rechazo al criminal habitualmente muere en el terror que sus represalias le generan. Los valientes suelen luchar en solitario y morir acribillados. A la ausencia de una conducta colectiva y valerosa hace referencia el escrito del autor del blog que fue publicado en el diario colombiano El Espectador en mayo 19 de 1991 (pág. 4A)

LUIS MARIA MURILLO SARMIENTO ("Epistolario periodístico y otros escritos")

VOLVER AL ÍNDICE
VER SIGUIENTE ESCRITO

2 comentarios:

mi despertar dijo...

Escribes bello tienes alma de poeta

Luis M Murillo dijo...

Qué estimulante es tu generosos comentario.

Luis M. Murillo